Malasia, el tigre asiático.

Malasia nace como país federado en 1963, luego de haber sido colonia portuguesa, holandesa y finalmente inglesa hasta mediados del siglo 20.

El “Tigre Asiático" cuenta con altísimos estándares tecnológicos y una moderna infraestructura. Sus principales actividades corresponden al desarrollo de tecnología médica y fármacos; madera, estaño y agricultura; petróleo y gas natural, a través de Petronas Group.

Malasia posee el lugar Nº20 en exportaciones a nivel mundial. Su mayor exportación son los circuitos integrados para computación y comunicaciones, ingresos que han ayudado a multiplicar por dos su Producto Interno Bruto, en los últimos 15 años, llegando a superar los US$500.000 millones, y convirtiendo así al país en una potencia oriental; un país digno de imitar.

1983

Proton es el mayor fabricante de automóviles de Malasia y cuenta con una planta de producción, Proton City, altamente automatizada y con una capacidad productiva de más de 150.000 unidades por año. Fundada en 1983, Proton ha demostrado en su corta vida, ser un fuerte competidor a nivel internacional, con participación en 50 países, en Europa, Asia y Oriente Medio.

1990

A mediados de la década del ‘90, Proton adquiere al afamado fabricante inglés de automóviles deportivos, Lotus Cars. Tras esta compra, y luego de trabajar en alianza con Mitsubishi Motors, Proton comienza el desarrollo de su propia tecnología con la colaboración de Lotus Technologies, logrando productos de alto desarrollo tecnológico y de gran aceptación.

ACTUALIDAD

En Sepang, Kuala Lumpur, el mismo lugar donde año a año se desarrolla el “Fórmula 1 Malasya Grand Prix”, se encuentra el centro de operaciones de Lotus, marca destacada en la competencia de automovilismo más exigente del mundo.

Hoy en día, Proton produce una amplia gama de modelos, y esta vez nos sorprende con las series Prevé y Exora, las que destacan por su diseño, prestaciones y excelente equipamiento de seguridad.